Posteado por: Oliver Guisado | julio 3, 2008

Sopla, sopla

En esta época de bonanza energética y climas suspendidos, nuestro Gobierno Canario nos regala una nueva muestra de previsión sin precedentes. Precognición, dirían algunos, milagro gritarían otros.

El famoso concurso eólico, el nuevo, el antiguo es mejor olvidarlo pues hay cosas que nunca deberíamos conocer. Como decía, el concurso eólico es otro de esos ejemplos de libro. Convocas a cualquier ciudadano a invertir en este recurso tan necesario para nuestro archipiélago, exigiendo un aval de 10.000€ por cada megavatio, con el coste que ello conlleva. Hasta quí todo normal, afortunadamente en Canarias, al contrario que en ése maldito ente llamado Estado, te piden aval para todo, un trámite muy sencillo que no te hace perder tiempo alguno.

Lo peor de todo no es el puto aval, sino que 9 meses después la Consejería de Empleo, Industria y Comercio no ha resuelto el concurso, supuestamente debido a la avalancha de solicitudes. En el siguiente enlace pueden leer la noticia, la asunción de responsabilidades lo podrán leer en el Amazing Stories de 2067 d.c. (después de coalición).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: